El volante de Universidad Católica, Agustín Farías, compartió sus impresiones este martes en una conferencia de prensa sobre el reciente empate del equipo ante Huachipato, que marcó el debut del entrenador Tiago Nunes en el banquillo cruzado. Farías destacó la exigencia que el nuevo estratega brasileño ha impuesto al equipo de cara a los próximos desafíos.

Durante su intervención frente a los medios, el experimentado jugador subrayó el mensaje claro que Nunes ha transmitido al equipo, enfatizando que «aquí nadie tiene asegurado el puesto». Farías destacó que este enfoque brinda oportunidades para que aquellos jugadores que no han tenido tanta participación demuestren su valía, lo que ha elevado la intensidad de los entrenamientos.

«Es bueno que sea de esta manera y ojalá lo podamos mantener hasta el final de la temporada. Si todos los días entrenamos con esta intensidad, seguramente podremos repetir lo mismo el día del partido», agregó Farías, refiriéndose al impacto positivo que esta exigencia puede tener en el rendimiento del equipo en el campo.

En cuanto a la preparación para el próximo encuentro contra Cobresal el sábado 6 de abril, Farías señaló la necesidad de mejorar y de recuperar la identidad que llevó a Universidad Católica a conseguir el título en cuatro ocasiones consecutivas. «Está claro que tenemos que mejorar, ir en busca de lo que llevó a Católica a ser campeón cuatro años seguidos, esa es la base. Ojalá que, con el correr del tiempo, podamos llegar a esa identidad», expresó el jugador.

La Universidad Católica se enfrentará a Cobresal este sábado a partir de las 17:30 horas (20:30 GMT) en un partido que será crucial para continuar en la senda del éxito en el torneo local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí