La dolorosa derrota ante Deportes Copiapó puso fin a la primera rueda del Campeonato Nacional. Los dirigidos por Jorge Almirón culminaron a seis unidades del puntero y lograron instalarse en los octavos de final de la Copa Libertadores. El plantel disfruta de unas breves vacaciones, pero desde el club trabajan para mejorar el estado de la cancha.

Desde la temporada 2023, la cancha David Arellano ha sido un tema recurrente en las noticias del Cacique. Por años, fue motivo de orgullo para la hinchada debido a su excelente estado, siendo una cancha impecable para la práctica del fútbol.

Sin embargo, la temporada anterior todo cambió drásticamente. El club decidió resembrar la cancha mediante una empresa privada, dejando de lado a los históricos cancheros del club, lo que resultó ser un verdadero desastre.

Incontables jugadores se quejaron por la condición de la cancha. Aunque visualmente no se veía mal, en la práctica no era adecuada. La gota que colmó el vaso fueron los conciertos realizados en el Estadio Monumental, que dejaron el césped en un estado deplorable.

Los nuevos trabajos en la cancha del Estadio Monumental
En Macul no se pierde el tiempo. El largo receso del fútbol está siendo aprovechado por el club para continuar con los trabajos en la cancha. Desde el regreso de los históricos cancheros, el gramado ha mejorado notablemente, pero en Colo Colo buscan la perfección total.

Según información recabada, los trabajos actuales tienen que ver con cuidados preventivos. Aunque el césped ha mejorado, en Macul temen que las zonas más débiles puedan verse afectadas por las lluvias pronosticadas para la Región Metropolitana.

Específicamente, las áreas de la cancha han sido cubiertas y serán completamente resguardadas para mantener el césped en óptimas condiciones. Un tema a considerar son los conciertos agendados para fin de año, eventos en los que se espera que el gramado no quede tan afectado.

El Campeonato Nacional, la Copa Libertadores, posiblemente la Copa Chile y Colo Colo Femenino harán uso de la cancha durante el segundo semestre. Ante la alta exigencia que esto implica, en Pedrero desean tener la mejor cancha del país.