La Selección Chilena de Fútbol logró una impresionante victoria por 3-0 frente al equipo de Albania en un encuentro de la reciente fecha FIFA de amistosos internacionales, que también proporciona las primeras impresiones del inicio de la era bajo el liderazgo de Ricardo Gareca.

Uno de los aspectos más destacados, que ha generado considerable atención, fue la inclusión en la convocatoria de reconocidos líderes de la ‘Generación Dorada’, lo que ha avivado una vez más el debate sobre la edad y la renovación del equipo.

En este sentido, destaca la presencia de Claudio Bravo, quien no solo fue convocado, sino que también ocupó un lugar en el once inicial y portó el brazalete de capitán. Al concluir el partido, compartió sus primeras reflexiones sobre el desempeño en Italia y el regreso al camino de la victoria.

«Nos sentimos más que tranquilos, nos llena de alegría haber tenido unos días tan positivos. Han podido apreciar el esfuerzo de todos los jugadores, así como el compromiso del cuerpo técnico, que está completamente involucrado en este nuevo proceso».

Teniendo en cuenta el panorama interno, reconoce que «nos llena de ilusión», resaltando que a pesar de sus «casi 41 años, sigo sintiendo esa misma ilusión; imaginen cómo se sienten los demás». Estas palabras fueron acompañadas por felicitaciones a sus compañeros por haber «realizado un partido prácticamente perfecto».

«No creo haberme lanzado al suelo en los 90 minutos, lo cual habla muy bien del trabajo táctico y del esfuerzo físico de los muchachos, lo cual merece aplausos. Que comiencen así este nuevo proceso, ganándose un lugar, es de suma importancia», agregó el arquero.

Por otro lado, al referirse a su regreso a ‘La Roja’ y a la responsabilidad de la capitanía, expresó su agradecimiento al cuerpo técnico por convocarlo. «Siendo honesto, lo dije, no me lo esperaba después de una lesión y de no estar compitiendo; eso no es fácil de sobrellevar».

Del mismo modo, mencionó que tiene «años en esto» y sabe cómo desenvolverse en diferentes tipos de contextos. «La experiencia se gana con el tiempo, el trabajo y la dedicación».

La confianza en sus compañeros Bravo subrayó que «nos vamos contentos por lo que logramos. Creo que, en estos días, hoy fue el examen para ver un poco dónde estábamos nosotros», mostrando satisfacción con el juego.

Siguiendo la misma línea, el guardameta valoró el regreso de algunos jugadores como Eduardo Vargas y destacó la calidad que hay en el equipo entre cada uno de los futbolistas presentes, mencionando «el potencial que tienen».

«Nos toca conocer de cerca las capacidades de cada uno y creo que a veces es cuestión de sentir confianza. El tiempo también brinda oportunidades para todos (…) los goles que se marcaron, para nosotros no fueron sorpresa porque conocemos su forma de jugar y su capacidad», concluyó.