La Audiencia de Barcelona escuchó los argumentos de la defensa de Dani Alves y decidió dejar en libertad bajo fianza al exfutbolista, quien enfrenta cargos por agresión sexual. Con esto, Alves, condenado a cuatro años y medio de cárcel, podrá salir de la prisión una vez que pague la fianza de un millón de euros y entregue sus dos pasaportes como garantía de que no huirá antes de su condena.

Además de la fianza, se impusieron medidas preventivas, incluyendo la prohibición de salir del territorio nacional y la obligación de comparecer semanalmente ante la Audiencia Provincial. También se estableció una prohibición de aproximación a la denunciante y la comunicación con ella por cualquier medio, a una distancia mínima de 1.000 metros de su residencia y lugares frecuentados.

El caso se remonta al 31 de diciembre de 2022, cuando Alves fue acusado de agredir sexualmente a una joven en una discoteca. Después de más de 400 días en prisión preventiva y varios cambios en su declaración, la abogada de Alves, Inés Guardiola, apeló la decisión de la Audiencia de Barcelona, logrando que el exfutbolista quede en libertad mientras espera una nueva sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí