Tras una destacada victoria sobre Sportivo Trinidense en la fase tres de la Copa Libertadores, Colo Colo aseguró su pase a la fase de grupos del prestigioso torneo continental. Con la mirada puesta en mejorar sus actuaciones previas, los Albos buscan redefinir su rumbo y aspiran al menos a clasificar a los octavos de final.

La importancia del sorteo para el destino del Cacique en la competición no pasa desapercibida. Un buen grupo podría allanar el camino hacia la siguiente ronda, aunque, como se ha demostrado en ediciones anteriores, no garantiza el éxito. En el sorteo que se llevará a cabo este lunes 18 de marzo a las 20:00 horas en Luque, Paraguay, sede de la Conmebol, el gerente deportivo Daniel Morón y el gerente general Alejandro Paul representarán al equipo, atentos a cada detalle del proceso.

A diferencia de años anteriores, Colo Colo se encuentra en el bombo cuatro, junto a otros tres equipos chilenos, debido a su participación desde la fase tres. Aunque su historial en la competición le permite estar más arriba en el ranking Conmebol, el club está decidido a hacer frente a cualquier desafío que se presente en su grupo.

El sistema de sorteo en la Libertadores dicta que los clubes del bombo uno, conocidos como cabeza de serie, tendrán posiciones privilegiadas. Solo Fluminense, como campeón vigente, tiene su lugar asegurado en el grupo A. El sorteo determinará las posiciones de los demás equipos en las diferentes zonas, seguido por los del segundo, tercer y cuarto bolillero.

Con la incertidumbre y la esperanza entrelazadas, Colo Colo aguarda con anticipación el resultado del sorteo, consciente de que la configuración de su grupo será crucial para su camino en esta edición de la Copa Libertadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí