FOTO: PHOTOSPORT

Universidad Católica ganó su tercera Supercopa consecutiva a costa de Ñublense en los penaltis, definición que ganó 7-6 con dos tapas del héroe Sebastián «Zanahoria» Pérez luego del empate 1-1 en el tiempo reglamentario.

La primera parte no tuvo mucha emoción, salvo dos cabezazos de Fernando Zampedri, que apenas pasó el arco de los «Diablos Rojos», pero sin que su equipo ejerciera superioridad alguna.

En la segunda parte fueron los dirigidos por Jaime García quienes se adelantaron tras un gol de Federico Mateos, quien aprovechó un rebote tras una gran tapada de Sebastián «Zanahoria» Pérez y pudo sacar sin Luciano Aued desde la línea de gol. pelota (68 ‘).

Sin embargo, en el 77 ‘la UC empató la obra de Fernando Zampedri mediante un penalti, tras una mano de Rafael Caroca sancionada por el árbitro Francisco Gilabert tras una revisión en el VAR, resultado que fue definitivo.

En la serie a partir de los 12 niveles hubo emoción desde el inicio, ya que los dos primeros penaltis los salvaron los porteros Sebastián y Nicola Pérez ante Federico Mateps y Diego Buonanotte, respectivamente.

A partir de entonces, con precisas definiciones, llegaron a la paridad del 6-6, incluido el portero de Chillanejo, aunque la tristeza para el equipo Ñuble llegó con la octava salida de José Navarrete, que volvió a encontrar una inspirada «zanahoria».

En ese momento, la responsabilidad quedó en manos de Diego Valencia, quien le dio a los “cruzados” un nuevo título con un comienzo apretado, inolvidable porque no habían celebrado con su gente durante mucho tiempo.



       

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here