La selección colombiana volvió a tener un estadio lleno para incentivar esto. Antes de Paraguay, regresó la plena capacidad del Metropolitano. Pero no el gol ni el triunfo. Un empate con sabor a derrota que acabará en preocupación en 2021. La selección no marcó un gol hace 450 minutos. Datos que son difíciles de procesar.

Colombia superó a sus rivales en posesión en la primera mitad. El vínculo entre James y Cuadrado, el profundo de Cuéllar y la jerarquía defensiva de Yairo Moreno fueron lo más destacado de la primera parte.

El equipo jugó bien, generó opciones de gol, llegó al espacio rival, pero no pudo aprovechar los espacios que dejó el equipo paraguayo y llegó con determinación al último juego, donde también fallaron en los últimos juegos.

También jugó Luis Fernando Muriel, que pasó un período de abnegación y dinamismo. El delantero no se quedó en el área de penalti, pero bajó por el balón, se unió a los extremos y finalmente llegó a la última línea para esperar el balón o ayudar a Borja.

Colombia logró una clara victoria con Luis Díaz, que fueron los mejores anfitriones en la primera parte y fue detenido por el portero paraguayo Anthony Silva. Paraguay, que había intentado reaccionar en los últimos minutos, logró avanzar en el marcador cuando Almirón se estrelló contra el poste tras la derrota de Ospina.

En la segunda parte, Rueda se hizo cargo del campo con Valoyes en lugar de Muriel, Cantillo en lugar de Cuéllar y Zapata en lugar de Borja. Cambios para refrescar al equipo en el mediocampo y obtener mejores resultados en la zona de ataque.

Colombia tuvo más movilidad, relajación y cambio de rumbo en Cantillo, lo que fue una sorpresa. Su iniciativa y sugerencia también benefició a James, que poco a poco fue ganando importancia en la segunda mitad.

Y fue importante, pero no crucial. El balón le pasó por los pies e intentó abrir el juego, pero no fue suficiente. La selección se generó más, pero volvió a fallar en la definición y en la final. Paraguay supo defender y se llevó uno de los tres puntos que encontró Barranquilla, que no fue suficiente para el equipo de Barros Schelotto.

Colombia ha realizado sus cambios finales. El partido de James terminó y en el ’10’ asumió Rafael Santos Borré y Lerma fue también a Cristian Arango, otro debutante en la selección con Valoyes. Andrés Cubas fue expulsado por falta sobre Zapata, Colombia esperando gol.

Tanto el centrocampista del Zenit como el conjunto del Elche han sido sancionados en Sao Paulo y no podrán jugar el partido clave ante Paraguay por las tarjetas amarillas. Ambos futbolistas dejaron el foco y regresaron a Europa para volver a sus respectivos clubes.

Gustavo Cuéllar y Yairo Moreno aparecen como reemplazos de Barrios y Mojica. Rueda volvería al 4-4-2 y la gran duda es la posición de Juan Guillermo Cuadrado. Si el futbolista de la Juventus se quedara como centrocampista derecho, Daniel Muñoz mantendría su lugar en los titulares, mientras que James Rodríguez tendría la oportunidad de empezar desde el principio con el ’11’ posicionado como extremo.

Foto AsChile