La medallista olímpica estadounidense Sunisa Lee sufrió un ataque racista en la ciudad californiana de Los Ángeles, que la misma deportista reveló en las últimas horas.

El incidente que afectó a la gimnasta, ganadora de tres medallas en Tokio 2020, ocurrió a la salida de una fiesta donde los atacantes rociaron a ella y a un grupo de amigos con gas pimienta.

«Nos dijeron que fuéramos a nuestro país», reveló Lee, que es de ascendencia asiática, y agregó: «Estaba muy enojado pero no pude hacer nada porque se fueron. Fue un momento muy difícil porque lo hice. » No quiero hacer nada que se meta en problemas «.

Foto AlAireLibre