Colo Colo no tuvo miedo luego de que la UC triunfara sobre Antofagasta, venciendo 3-0 al Santiago Wanderers para regresar a lo más alto del campeonato nacional. El Cacique demostró ranking frente a más de 30.000 almas en el Monumental y ahora, camino al título, le quedan cuatro finales.

El equipo de Quinteros apareció en Macul con aire de campeón, con ese deseo que le da vida a su gente. Y lo notó con una embestida temprana de Parraguez en el área y, a medida que pasaban los minutos, con los peligrosos desbordes de Bolados y Solari. Eran señales de que el día sería feliz para Colo Colo.

Todo empezó a materializarse alrededor del 11 ‘cuando armaron un gran partido por la izquierda entre Solari y Suazo que acabó en 1-0 para Parraguez. El Búfalo, a punto de penalti, desvió un disparo de Solari desde el punto de penalti y el Monumental estalló.

El escenario, eso sí, pudo haber sido mejor a los 18 cuando Falcón aprovechó la falta de inteligencia del Aja para caminar por el área y solo. Sin embargo, el tiro uruguayo fue larguísimo.

En la delantera, los Santiago Wanderers carecieron de virtudes para reaccionar. El hambre de Ronnie Fernandez no fue suficiente. Menos en este momento crítico. A los 30 ‘, sin embargo, hubo una sorpresa, quizás un momento inesperado: Villarroel supo empatar el partido con un potente disparo desde la distancia. El problema de la visita fue que Cortés respondió con un lujoso derribo.

El portero que enfrentará a los Rojos en los playoffs apareció en un momento crucial. Y es que tras la llegada de Falcón, Colo Colo había perdido la intensidad. Es por eso que también se creó la ira de Quinteros.

Hacia el final de la primera parte, sin embargo, el ánimo del DT cambió gracias al doblete de Parraguez. Aprovechando un fallo de la defensa porteña, el delantero esquivó a Viana y definió con la zurda. Fue un gol que despertó a Colo Colo y su afición, quienes empezaron a cantar el clásico «Campeón solo hay uno».

Al inicio de la segunda parte consiguieron ampliar el marcador entre Costa y Parraguez. Sin embargo, les faltaba un poco de riqueza. El peruano jugó un juego fenomenal pero bien definido en el área de penalti mientras que el ex Huachipato anotó un cabezazo en la línea.

Pero la llegada de Colo Colo no se detendría ahí. De muy buen humor. los Albo intentaron crecer con Solari, Costa, Villanueva e incluso Fuentes. Sin embargo, no hubo ningún caso. Todo eso cambió cuando cumplí 80 años.

Costa se recuperó de sus fallos y marcó un gol con un tiro libre para llegar a la selección peruana y por supuesto para que Colo Colo diera otro paso sólido hacia el título. Mientras tanto, Wanderers está prácticamente sentenciado a B.

Foto AsChile