La selección chilena inicia los preparativos para el crucial noviembre de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Qatar 2022. La Roja luchará por cumplir su sueño de llegar a la cita deportiva y deberá vencer a Paraguay y Ecuador.

El equipo de Martín Lasarte está a solo tres puntos de la zona de clasificación y se enfrentará a dos rivales directos por una plaza en el torneo del año que viene en los próximos días. Se puede hacer mejor, pero no imposible, y el seleccionador nacional también lo entiende, y después de su difícil comienzo no desaprovechará la oportunidad de lavarse el nombre.

Este martes el estratega de la selección chilena entregó la lista de jugadores nominados para los compromisos contra Paraguay y Ecuador con varias novedades. Pero más allá de lo que podría ser, las sorpresas que trae la convocatoria son sorprendentes.

Una de las primeras grandes novedades que presenta la convocatoria de Lasartes para los Juegos de noviembre es el regreso de Brayan Cortés. El portero no había estado en los últimos días, su lugar lo había ocupado Gabriel Castellón, que estaba en su nómina a pesar de su batalla por el descenso.

Pero el gran regalo que vive el portero de Colo Colo, como uno de los locutores del equipo de Gustavo Quinteros y una de las figuras clave para estar en lo más alto del campeonato nacional, finalmente convenció a Machete de tirar de él bajo los tres palos. Y aunque es el único jugador del cacique, fue uno de los jugadores más buscados por la afición junto a Sebastián Pérez.

Nombres aparte, una de las cosas más llamativas que contrasta la nómina de Martín Lasartes con la de Paraguay y Ecuador es la gran cantidad de nombres de universidades católicas. En la lista aparecen los Crusaders con cuatro jugadores que están en medio de la lucha por el título y que han experimentado una subida significativa de la mano de Cristián Paulucci.

Valber Huerta es el primero en reconocer su buen don con el stripbox, dejando fuera a una constante como Sebastián Vegas que llega con problemas físicos. Aunque una de las principales novedades es Ignacio Saavedra, que hace tiempo que pide una oportunidad y la tendrá en un momento crucial para La Roja.

A su nombre se le une Marcelino Núñez, quien estuvo en la última cita triple y se ha ganado su lugar como uno de los jugadores con más personalidad. El último es Edson Puch, que supo convertirse en campeón estadounidense con Chile en 2016 y que viene a vengarse, para llevar a nuestro país al evento deportivo del próximo año.

Chile ya tiene a sus jugadores listos y definidos para luchar por los seis puntos ante Paraguay y Ecuador. La tarea no será fácil, pero Lasarte deja claro con su llamamiento que hará todo lo 9⁸posible para luchar por los triunfos que acercarán al equipo a un nuevo sueño en Qatar en 2022.