La Universidad de Chile no pudo recuperarse de su derrota en el Superclásico y fue superada por Santiago Wanderers, quien ve la durabilidad como un objetivo absolutamente alcanzable en el transcurso de las fechas. El baile de la primera parte fue suficiente para que los “Caturros” derrotaran 2-1 al equipo Esteban Valencia, que ahora ve la lucha por el campeonato como una utopía.

El equipo ‘caturro’ sorprendió a la Universidad de Chile desde un inicio con una presión constante sobre la salida de los ‘Azules’ que no encontraban lugar en Valparaíso. El equipo de Emiliano Astorga utilizó la velocidad de sus extremos para causar daño mientras defendía la «U».

En el minuto 8 de juego, el árbitro del VAR Felipe González fue convocado para buscar una posible mano de Ramón Arias. Luego de revisar el juego, el árbitro dictaminó que fue penal a favor de los Santiago Wanderers. Ronnie Fernández aprovechó esta oportunidad y marcó el primer gol del partido. El delantero optó por disparar al poste derecho por De Paul, quien adivinó el punto pero no pudo detener el balón.

Los locales continuaron la presión sobre la Universidad de Chile y se beneficiaron en el minuto 24 cuando Matías Marín anotó el segundo gol para los «Caturros». El jugador de Wanderers sorprendió a Galani al quitarle el balón y regatear a González para definir el poste izquierdo de De Paul, que jugaba a su derecha.

Wanderers no frenó en los minutos finales de la primera parte y hacia el final Arias cometió un error al pasar un pase atrás que fue interceptado por Fernández pero el disparo del delantero fue despejado por González, que logró meter el centro a tiempo.

En la segunda parte la «U» tomó una actitud diferente y comenzó a crear situaciones de peligro en el área de Santiago Wanderers. En el minuto 52, los Azules se acercaron al marcador tras el taco gol de Joaquín Larrivey. El delantero argentino sorprendió a Viana tras el centro de Jonathan Andía.

Luego de eso, la ‘U’ comenzó a controlar la presión ofensiva del juego, pero sin la profundidad necesaria para empatar el juego. Valencia intentó sorprender con Aránguiz y Espinoza, pero no fue suficiente.

En el último minuto del partido, el árbitro sentenció a Wanderers a penal por la infracción de las reglas de De Paul contra Gabriel Rojas. Ronnie Fernández volvería a patear, pero esta vez el portero volvería a detener el disparo del delantero para coger el palo derecho de De Paul.

Con este resultado, Wanderers firma una racha de cuatro triunfos y espera seguir con ellos sumando 14 puntos. Por otro lado, la Universidad de Chile perdió terreno en la batalla por la clasificación a los torneos internacionales y se mantiene en el sexto lugar con 33 unidades.

Foto AsChile