Fabián Orellana ya había comenzado a entrenar con la camiseta de la Universidad Católica durante su cuarentena y tenía un trabajo especial en las fiestas patrias.

Pero aún tenía que entrenar con sus compañeros, lo que hizo después de entrenar ese lunes, donde trabajó junto al resto de la plantilla.

El «histórico» fue la gran novedad sobre el regreso de los «cruzados» a San Carlos de Apoquindo, quienes aún tendrán tiempo de regresar a la cancha ya que están libres en esa fecha.

Por ello, Orellana dispone de varios días para preparar el duelo con el Melipilla del miércoles 29 de septiembre a las órdenes de Cristián Paulucci.

Allí el mundialista con los rojos pudo ver sus primeros minutos con la raya en el pecho y hacer su primer aporte en la búsqueda de un cuatro veces campeonato sin precedentes.



       

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here