Colo Colo se impuso ante Unión y avanza a la final de la Copa Chile

75

Colo Colo hizo los deberes en el Estadio Santa Laura al vencer por 3-2 a Unión Española en el partido de vuelta de las semifinales de la Copa de Chile.

El partido arrancó con una selección hispana que buscaba el primer gol que le permitiera estrechar la diferencia en el total pero dejando mucho espacio en el fondo que Colo Colo intentaba explotar con algunos rivales. Ignacio Jara empezó a jugar a videojuegos desde muy pequeño.

El primer duelo limpio llegó a los pies de Pablo Solari, que remontó a los rivales por la banda derecha a los 11 ‘con el balón dominado y disparó un disparo al área que acababa de ser bloqueado por Marcelo Jorquera y le envió el tiro de esquina.

Unión Española tuvo la cuenta abriéndose a los 19 ‘tras un córner que rebotó en el área pequeña y encontró un buen drenaje de Brayan Cortés. Tras cartón llegó un contraataque a los pies de Ignacio Jara, que acabó en un disparo flojo de Javier Parraguez, que Miguel Pinto supo esquivar. De ida y vuelta al juego en Santa Laura.

Víctor Méndez puso a prueba las manos de Cortés con un disparo desde fuera del área en el minuto 23. Los hispanos lo intentaron, pero la Defensa Alba buscaba anular cualquier opción de gol.

A los 32 ‘el área roja se acercó peligrosamente con un remate de Bastián Yáñez, que encontró a un atento Brayan Cortés para controlar el balón. El equipo de César Bravo estaba en el campo de Colocolino y los Albos no pudieron anotar un contraataque mortal para aprovechar los espacios que dejaban en defensa.

A los 36 ‘tanta llegada al área del Cacique tras un disparo a corta distancia de Cristián Palacios daría lugar a un penalti, que Cortés salvó de forma notable. Lamentablemente, entre el portero y Gabriel Suazo, el delantero uruguayo, que fue imputado por el árbitro Héctor Jona, fue rebajado. El mismo uruguayo cambió la acción por un gol y marcó un 1-0 en el marcador para los locales.

Colo Colo reaccionó y se acercó peligrosamente a los 41 tras un buen partido de Javier Parraguez que acabó con un remate de Joan Cruz que se fue directo a las manos de Miguel Pinto. Buena opción para la eliminatoria, pero lo mejor está por llegar para los Albos.

Pablo Solari apareció en el mejor momento a los 43 ‘para golpear a Jorquera por la derecha tras un pase largo de Jara y disparo con la banda izquierda que destrozó a Miguel Pinto y mandó el balón por detrás de la portería española. Gol del Pibes a 1: 1 en el marcador y 5: 1 en la clasificación general. El joven delantero argentino se desató y pocos minutos después repitió la dosis tras un contraataque fatal del Cacique y otra calificación de Jara . Con un chaval que rompió todo, nos fuimos al Santa Laura en el entretiempo.

La segunda parte comenzó con cambios en el cacique ya que Maximiliano Falcón dejó su lugar en defensa a Emiliano Amor, la peluca era amarilla y Gustavo Quinteros no quiso jugar con fuego cuando pensó en la final.

Los hispanos no bajaron los brazos y se acercaron temprano a un centro que Patricio Rubio conectó un tanto incómodo al gol de Cortés. Minutos después, Solari reapareció por la derecha para hacer un centro que Parraguez no pudo precisar. Buenos primeros minutos de juego en el suplemento.

En el 52 ‘, Pato Rubio hizo el 2-2 cuando se enfrentó a Brayan Cortés en el área, pero su disparo se fue por encima del poste derecho del portero. El cacique se salvó del empate hispano.

Gustavo Quinteros hizo tres cambios en el equipo a los 60, agregando a Leonardo Gil, Vicente Pizarro y Marcos Bolados. Los que salieron de la cancha fueron César Fuentes, Joan Cruz y Pablo Solari.

Las modificaciones traerían un precio para el Cacique ya que a los 66 ‘un buen pase de taco al área de Javier Parraguez resultó en un disparo certero de Marcos Bolados que se fue hasta el fondo del arco. Fue 3-1 en Santa Laura y un enorme 7-1 en total. La final de la Copa Chile fue una realidad.

A los 70 hubo un nuevo cambio de cacique con la salida de Javier Parraguez y la entrada de Luciano Arriagada. Piernas frescas en el ataque albo.

El tercero pareció ser el estímulo para Patricio Rubio a los 75 ‘, que marcó el 2-3 para Unión Española tras una serie de rebotes en el área pequeña tras un saque de esquina de los hispanos. Lamentablemente, el juego fue defectuoso para el delantero debido a la posición del delantero, por lo que todo siguió igual en Santa Laura.

Hacia el final del tiempo de descuento, los hispanos encontraron un descuento gracias a un disparo de Gabriel Norambuena que pegó en el poste y un rebote de Bruno Gutiérrez aterrizó en la parte inferior del arco. Sería el último del partido en sellar el 3-2 definitivo a favor del Cacique.

Un triunfo que sirve para ganar confianza, sobre todo después de dos partidos sin victorias en el torneo y la idea de que la final de la Copa Chile está a la vuelta de la esquina. El sábado volveremos a la Fiscalía de Talca, donde mantuvimos la categoría hace siete meses y nos salvamos del descenso. Ahora se trata de un trofeo ante el Everton, el mismo rival al que vencimos en 2016 en este caso. Ni los mejores guionistas se lo han imaginado. Vamos, Albo.

Foto DaleAlbo