Ya no hay vuelta atrás. Sergio Ramos y el PSG han terminado de cerrar esta misma tarde las condiciones del nuevo acuerdo para que el central se convierta en jugador del club galo para las dos próximas temporadas. Es, sin duda, una de las bombas del mercado del verano de un PSG que está pisando fuerte con los fichajes.

Ramos puede aterrizar hoy mismo en París para pasar el reconocimiento médico y lo normal es que este mismo miércoles el PSG haga oficial uno de los fichajes más sonados desde que Qatar entrara en el club ahora hace justo diez años.

Con la llegada de Ramos, el PSG continúa con su plan. Hoy se puede anunciar el fichaje de Acharf, que esta tarde, acompañado de su representante Alejandro Camano, puso rumbo a París.

Si el PSG no deja de fichar, la obsesión del Madrid de momento es totalmente diferente. Mientras el Madrid espera a ver qué pasa con Mbappé, el Madrid ya ha empezado a trabajar esta tarde en Valdebebas a las órdenes de Carlo Ancelotti. Aunque ahora solo hay 13 jugadores en el primer equipo, actualmente hay 29 jugadores en la plantilla y los jugadores con mercado deben ser liberados.

Vender a Varane no es una prioridad para el Madrid y de hecho no lo venderán mal pero es uno de los jugadores que más mercado tiene. El United ha ofrecido alrededor de 45 millones al quitarle solo un año de su contrato, pero los blancos preguntaron después de los 60 si el jugador estaba convencido de que quería irse, lo que no está del todo claro.

Otro jugador que podría salir, y en este caso el Madrid es partidario de encontrar su destino, es Isco Alarcón. Según informa ‘La Gazzetta dello Sport’, Isco subirá al escenario como refuerzo del Milan para la próxima temporada. El jugador del Real Madrid ha sido durante mucho tiempo objeto de deseo para la selección italiana, que ha intentado su fichaje en varias ocasiones, pero el precio siempre ha sido el principal problema.

El jugador está en el mercado y el Madrid lo habría valorado en unos 20 millones de euros. Pero teniendo en cuenta la situación deportiva del jugador y el hecho de que su contrato solo es de un año, los 20 kilos podrían reducirse a una cantidad asequible para que el Milán pueda optar por contratar al madridista.

Foto Fichaje.com