El FC Barcelona anunció hace exactamente una semana que cancelaba el contrato de Matheus Fernandes por el pobre rendimiento atlético que había mostrado desde su llegada a la disciplina azulgrana. Con solo 17 minutos en la chaqueta culé, Matheus no se acercó a lo que el Barça esperaba de él, por lo que el club decidió unilateralmente terminar la conexión.

Pero ni el jugador ni su entorno se han quedado de brazos cruzados y están a la espera de demandar a la empresa azulgrana, como ya ha empujado el ‘Què t’hi jugues’ de la ‘Cadena SER’. Como ha sabido SPORT, Matheus Fernandes está exigiendo al FC Barcelona alrededor de 15 millones de euros, es decir, la retribución que corresponde a los tres años que había firmado antes de finalizar su contrato con el Barça.

El jugador y sus representantes consideran que se trata de un despido improcedente y por ello esperan alcanzar plenamente su objetivo. El de Matheus Fernandes es uno de los fichajes más extraños del FC Barcelona de los últimos años.

El centrocampista brasileño llegó en enero de 2020 y fue cedido directamente al Valladolid sin ni siquiera ser presentado como nuevo jugador azulgrana. No jugó un papel desmedido en Pucela y tuvo que quedarse en el Camp Nou la temporada pasada, donde su aportación fue de apenas 17 minutos en un insignificante duelo de Champions.

BeSoccer