Colo Colo vivió una extraña fiesta, porque vino a derrotar a una universidad de Chile en los supermasenses, pero tuvo que jugar a ñubense sin la mitad de su campus, porque están cerca de contactos de Coronavirus, y eso no importaba a los rojos que vencían. él. Claramente por 5-1 al lanzamiento de álbumes juveniles.

La fiesta estaba condicionada por su bota, porque la visita vino con un nuevo equipo, el único que se repitió de la victoria en el Superintendente fue Leonardo Gil, mientras que el resto era en su mayoría del campus debut. Además de eso, la lluvia fue intensa en la corte, que generó un problema adicional para los dos equipos.

Así, comenzó el juego, donde el Cacique sorprendió la emoción de su juventud, especialmente la volante creativa Joan Cruz, que fue acusada del sector izquierdo y se detiene allí dañado a los rojos.

Es por eso que no se perdió para que fuera Colo Colo, el equipo abriendo la cuenta, porque a los 17 minutos Carlo Villanueva envió un pasaporte preciso para Juan Carlos Gaete, quien desde la derecha fue a la zona y con una subasta de la resistencia. de Nicola Pérez.

Después del propósito, el elenco de Jaime García se acercaba a la puerta defendida por Julio Fierro, y podía alcanzar una corbata en los 34 minutos, cuando una pelota daba un bote a Maximilian Quinteros, quien con un poderoso disparo igualaba las acciones.

En la segunda parte, se notó la inexperiencia del fundido popular, y como fue Felipe Fritz, quien en la temporada pasada jugó como puntero en la Unión Española y en Colo Colo hizo su debut como un lado izquierdo.

Por lo tanto, la segunda presiones de los Rojos llegó, porque Vargas pasa profundamente a través de Mathías Pinto (58 ‘) en el lado izquierdo de la defensa del visitante, y solo fue el atacante para marcar con un pañuelo zurdo.

Pero ñublense golpeó dos veces, y muy fuerte, porque el tercero vino de inmediato (62 ‘), porque el nuevo ingreso Fernando Lamb comandó un centro perfecto desde la izquierda hasta el corazón de la niña, donde solo fue quintes la red.

Eso no va a ser todo, porque un luchador rechazado en su área estaba a los pies de la guerra, Nicholas, cuando las puertas señalaron los 75 minutos, y solo tuvieron que definir antes de la partida del hierro para celebrar.

Faltaba uno más, porque en el último juego de la reunión, Bernardo Cherry permaneció solo del sector correcto y con disparar al segundo palo que ganó el último día.

Ñublense entra en la gran batalla, porque agrega 10 puntos, con lo mismo que se puso de pulgada, que permaneció con el deseo de seguir.

Foto DaleAlbo