Matías Fernández comentó sobre un destino en los tribunales chilenos después de ser un objetivo para la fiesta de la calma de 2-0 contra Everton jugando con ocho jugadores en el estadio Sausalito.

El Mati agarró la pelota en medio de la cancha y encontró a un compañero de tantos mataderos con Colo Colo: Humberto Suazo. Le dio el pasaporte y corrió al espacio y encontró un primer reembolso extraordinario del chupete y mostró toda la jerarquía.

Fernández encontró la puerta principal de Franco Torganasioli Viñamarino, quien tocó su pelota con su pierna izquierda suavemente al lado de las figuras en la quinta región.

El último objetivo de Matías Fernández en el fútbol chileno fue en diciembre de 2006, cuando trajo la patada del castigo, logró vencer a Nicolás Peric, el portero italiano Audox, al final del cierre.

A los 62 ‘, Matías fue reemplazada por Daniel Monards, haciendo de nuevo sus votos en el Campeonato Nacional.

A su regreso a Colo Colo, la última temporada no marcó. Lo hizo solo en la definición de castigo en la semifinal de Copa Chile antes de la Universidad Católica Chiles Chile.

Foto RedGol