Este miércoles a las 21:30 horas, la Universidad de Chile visitará San Lorenzo para disputar la revancha de la Fase 2 de la Copa Libertadores. En el partido de ida en Santiago fueron 1-1.

Para el duelo ante la selección argentina, el equipo dirigido por Rafael Dudamel sufrirá al menos 10 derrotas como consecuencia del Covid-19. ¿Peor? Como se enteró AS Chile, prácticamente toda la línea de defensa está siendo marginada por el viaje a Buenos Aires. También habrá varias ausencias en el área de volantes.

La posibilidad de que el juego se interrumpa, como se asumió en algún momento del interno, es cero, por lo que se aplicó de inmediato un plan de emergencia. La Universidad de Chile prevé traer varios adolescentes para completar la nómina. El club empezó a evocar a los jugadores locales con sus papeles actuales.

En el campus, saben que la cantidad de personas infectadas puede aumentar en las próximas horas. La situación previa al viaje es compleja para Dudamel y su compañía.

Foto AsChile