Colo Colo cuenta en el papel con tres refuerzos para el primer equipo: Maximiliano Falcón, que sustituyó a los lesionados Matías Zaldivia, Ignacio Jara y Jorge Valdivia. Pero también sumó a Pablo Solari, Sub 20 de Talleres, que está cedido hasta el final de la temporada 2020 y que ya está disponible para el entrenamiento de Gustavo Quinteros en el Monumental.

“En primer lugar, aclare que Solari no es un refuerzo. Es un adolescente de 19 años que ingresa a las instalaciones para ser una futura incorporación. Si viene el niño y está al cien por cien, se rompe, claro, se tiene en cuenta. No es un refuerzo, es una incorporación de la juventud ”, explicó Quinteros cuando lo consultaron en ese momento y el argentino quiere demostrar que está listo para grandes cosas.

De esta forma, comenzó a entrenar con el resto del primer equipo de Colo Colo esta semana, mostrando al técnico sus términos y condiciones y tratando de ganarse de inmediato un lugar en el equipo del Cacique, que lucha por ganar la categoría en un año dramático. para rescatar.

Solari también tiene un plus: aunque es argentino, no ocuparía un lugar extranjero si fuera convocado al primer equipo, ya que se lo consideraba un juvenil, como es el caso de César Munder de la Universidad Católica o el ecuatoriano Alexander Bolaños, por ejemplo. quien tuvo un breve paso por Popular y debutó con Héctor Tapia.

Foto RedGol