Se acabó Walter Montillo perdió la paciencia y finalmente anunció que dejaba la Universidad de Chile luego de declarar que se sentía “desmayado” por haber pedido una definición para sí mismo o no solo en una fecha determinada y esto había sido estirado.

“Para ponerla en línea, quería tomarme unos días para pensar y saber lo que iba a decir, así que mi representante habló primero. Traté de guardar silencio, tenía planeado retirarme este año en la U pero me sentía bien, se acercaba la pandemia y en septiembre Cristian (Aubert, presidente de Azul Azul) me llamó para renovar ”, comenzó. el Ardilla en diálogo con Los Tenores de ADN Radio.

 “Me gustó, sé que el jugador está valorado en todo momento, también tenía que venir a demostrar que estaba al día. Lo vi con buenos ojos, solo pedí organización familiar porque tengo que ver la agenda de un año de mi hijo Santino, la escuela de mis otros hijos, y no quería buscar escuela en dos minutos. Por la misma razón, pedí confirmación el 20 de noviembre. Y simplemente se hizo más grande «, continuó.

Todo empezó a pudrirse allí. “Me pidió una semana más, luego me decidí. Le pedí a mi representante que me preguntara por qué no puedo esperar más, es una cuestión de tiempo, no de dinero. Y él respondió que deberían calificarme. No me sorprende esto, pero se retrasó, nunca llegamos más lejos, no puedo esperar. He tomado una decisión: no renovaré, con el mayor respeto a la gente, tengo un cariño muy grande ”, disparó.

 “Estoy especialmente agradecido a Hernán Caputto por darme la opción. Hice todo lo posible para volver. Este es un momento difícil para mí. Pero en algún momento te cansas y dices ‘loco, detente’. Me emociono, es un momento difícil. Tengo que escuchar muchas campanas que comienzan a mentir diciendo que tengo un problema familiar en Argentina. Ya los he tenido en medio de la pandemia, golpes duros que todo el mundo sabe de mi padre y mi abuelo, y siempre he estado en el fondo del cañón. Después de eso siempre hay críticas y creo que podría ayudar, hice partidos buenos y malos, somos deportistas y personas, pero lo invertí todo. Duele, pensé lo contrario ”, agregó.

También aprovechó la oportunidad para recordar lo que le había sucedido en su anterior regreso fallido cuando Ronald Fuentes era el gerente deportivo. “No he tenido buenos negocios en U desde hace mucho tiempo y nunca he empezado a hablar mal de nadie. No quiero hacerlo ahora Es cuestión de tiempo. El técnico de la U tiene que evaluar, pero llevo 12 meses jugando y creo que sé para qué estoy ”, dijo.

Finalmente, el argentino dijo que jugará en la U hasta el 31 de enero de 2021, es decir, terminará el Campeonato Nacional 2020 con sus compañeros y no se irá una vez que termine este año.

“Corté mi salario para venir aquí, pero no los incluyo. Es irrelevante, pero no digas que se trata de una estrategia. Así que voy a decir que es ahora y se está discutiendo el tema, que no será una bomba para mis colegas a fin de año. No seremos salvos y debemos sumar. Lo que necesitaba era descansar para jugar los partidos durante esos dos meses ”, concluyó.

Foto LaCuarta