Brasil está en llamas en las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo 2022 en Qatar. Este martes la Canarinha derrotó a Perú 2-3 con una gran polémica entre Julio Bascuñán y el VAR.

El elenco local quería vengarse de la final de la Copa América 2019 y así lo dejó claro desde el primer minuto. Tanto es así que en apenas 6 minutos de juego, gracias a un golazo de André Carrillo, ya se adelantó en el marcador.

Pero en ningún momento Brasil bajó los brazos y siguió luchando. Neymar cayó en el área tras un ataque con camiseta y el juez chileno no dudó en imponer un penalti que cambió el 10 incluso para la diana del empate.

El juego fue duro en ambas áreas y al final de la primera mitad hubo una adición competitiva en todas las líneas. Y así fue cuando un equipo peruano intentó hacer daño por todos lados.

En el minuto 59, Renato Tapia hizo un saque de banda y disparó un tiro que fue desviado por la defensa. Weverton no tuvo chance y decidió el 2-1, pero la visita fue nuevamente con todo a la portería contraria y logró la paridad gracias a Richarlison, que le robó el gol en la línea a Roberto Firmino.

Bascuñán y un controvertido VAR

Cuando el partido llegaba a sus momentos más firmes, Neymar cayó al área en un contraataque. Bascuñán sancionó otro penalti, pero las cámaras y el VAR no pudieron ver el grupo de diez.

El evento terminó en 2-3 y el total de reclamos de los peruanos presentes, pero eso no sería todo. Apenas unos minutos después, Carlos Zambrano lo empujó con el codo, lo que significó la tarjeta roja y la exclusión para el duelo con Chile al día siguiente.

Después de todo, Neymar pareció anotar personal tercero y 2-4 en general en los descuentos. Un resultado que los deja como líderes de los playoffs con 6 puntos pero una diferencia de goles de +7. Perú, por su parte, se queda con un punto pero enfado ante Bascuñán y Chile de cara al partido de la tercera jornada.

Foto Elbocon