El portero chileno del Real Betis, Claudio Bravo, continuó este martes su proceso de puesta a punto con una carga concreta, con la idea de estar listo para el partido del próximo domingo contra la Real Sociedad en el estadio ‘Benito Villamarín’.

Bravo superó un problema de rodilla que le marginaba en sus últimos tres partidos ante Real Madrid, Getafe y Valencia. Llegó este lunes a las órdenes de su compatriota Manuel Pellegrini y este martes compaginó un trabajo específico con el del resto de compañeros en el césped de la ciudad deportiva.

El portero rojo tuvo problemas en la rodilla izquierda en los entrenamientos previos al choque contra el Real Madrid, aunque Pellegrini advirtió que es probable que reaparezca tras este descanso debido a la fecha FIFA que Bravo también se perdió por la lesión.

En Cancha