El polémico final del encuentro entre la selección chilena y Uruguay sigue haciendo que la gente siga hablando. El árbitro, Jabalí Aquino, tuvo un penalti a favor de los Rojos por llevar un barco en el último minuto del tiempo reglamentario.

En el 89 ‘Víctor Dávila se acercó al área, anotó un centro y el balón pegó con claridad en la mano de Sebastián Coates. Aquino ni siquiera la vio, no dijo nada, y toda la selección chilena protestó airadamente. Para empeorar las cosas, hubo un sabor amargo para los chilenos tras el 2-1 final para Uruguay.

En vista de esto, el Sindicato de Futbolistas Profesionales de Chile (Sifup) no se quedará de brazos cruzados al anunciar que apoyará un reclamo formal a la Conmebol por el pésimo arbitraje de Aquino.

En su cuenta oficial de Twitter, la Unión afirmó que «si la ANFP lo considera oportuno, la Sifup apoyará un reclamo formal contra la Conmebol y los organismos pertinentes en función de la dimensión de los criterios para la derrota de Chile en Uruguay».

Aparentemente, esta controvertida historia tiene mucho tiempo por recorrer.

Foto Redgol