48 horas después del duelo ante Uruguay en Montevideo, la selección chilena no deja de dar malas noticias. El nuevo protagonista es Mauricio Isla, quien el lunes dio positivo por coronavirus y no pudo viajar a Chile para prepararse.

En un comunicado, La Roja informó que «las autoridades están a la espera de una resolución sobre su posibilidad de participar en el juego Chile-Colombia, de acuerdo con la normativa sanitaria vigente».

Esto significa que el jugador quedará totalmente excluido de visitar La Celeste el jueves, aunque se espera que pueda viajar al Estadio Nacional para el segundo partido de octubre contra Colombia el 13 de octubre.

La curiosidad es que la selección chilena está asintomática desde el 20 de septiembre y hasta pudo jugar minutos durante todo el partido en el que Flamengo Atlético derrotó a Paranaense.

Mauricio Isla se sumará a la larga lista de víctimas que lamentó Reinaldo Rueda por su debut en la ronda de clasificación. Además de Huaso, los titulares Claudio Bravo, Gary Medel, Guillermo Maripán, Erick Pulgar y Jorge Valdivia están marginados.

La situación plantea un gran desafío para el técnico chileno, que esperaba iniciar el proceso de eliminación con mejores condiciones para el Mundial 2022 en Qatar. En las últimas horas se ha anunciado la nominación de Yonatan Andía, jugador de Unión La Calera.

El caso de Isla está en suspenso ya que La Roja espera que el jugador finalmente tenga una prueba negativa para coronavirus que le permita viajar a Chile durante el fin de semana y prepararse para el choque contra Colombia.

Ante el choque con los uruguayos, su lugar podría ocuparlo Paulo Díaz, José Pedro Fuenzalida o Andía. El joven Guillermo Soto, un hombre de Palestina, también estaba abajo en la posición de lateral derecho.

Foto Lacuarta