los titulares, arrancó la Serie A el domingo con una victoria por 2-0 en Parma, que se decidió con goles de los belgas Dries Mertens y Lorenzo Insigne.

Ante un millar de espectadores, que pudieron acudir este sábado al Estadio Tardini tras la aprobación oficial del gobierno italiano, ganó el Nápoles del técnico Gennaro Gattuso con una gran segunda parte.

Si fue Lozano en la primera parte, titular en la banda derecha, principal amenaza en un Nápoles aún no muy agresivo, el equipo sureño aceleró el ritmo de la reanudación tras la entrada del nigeriano Victor Osimhen, el debutante más caro de la historia del club. llegó de Lille este verano por setenta millones.

Dries Mertens aprovechó un cabezazo de Osimhen rechazado por Simone Iacoponi para romper la igualdad 65 y poco después un centro de «Chucky» Lozano despejado por el portero aterrizó cómodamente a los pies de Insigne. la final subió al campo 2-0 hacia la luz.

Sólido triunfo para el equipo de Gattuso, en el que el español Fabián Ruiz también arrancó como centrocampista. Ha tenido un buen comienzo en un año en el que su objetivo mínimo es regresar a la Liga de Campeones después de un pobre séptimo lugar el año pasado.