Seis de los seis puntos jugados. Manuel Pellegrini y Claudio Bravos Betis tienen una temporada perfecta para los octavos de final de la liga española tras vencer por 2-0 al Real Valladolid. El portero chileno arrancó y volvió a mantener su portería a cero.

La primera parte del equipo de Pellegrini fue muy sólida, con el control del balón y sin dar al Valladolid la más mínima posibilidad de marcar el gol de Bravo.

La apertura de la cuenta llegó anticipada para los sevillanos. A los siete minutos, Óscar Plano metió una mano en el área, y tras la revisión del VAR, el juez sancionó la sentencia. Nabil Fekir lo convirtió con un disparo estrecho.

El Betis rápidamente marcó segundo. En el minuto 18, William Carvalho aprovechó un rebote y disparó un fuerte disparo de derecha desde fuera del área, dejando sin opción al portero Roberto Jiménez. Un gran objetivo para la clara ventaja de la profesión de ingeniero.

El jugador que causó más estrago en el Valladolid fue Fabián Orellana. El ‘Histórico’ jugó mejor en la segunda parte, donde pudo marcar a la perfección. A los 57 ‘disparó pero el balón fue desviado ya los 65’ lo intentó de nuevo pero fue recibido con una sólida reacción por parte del portero Claudio Bravo.